Saltar al contenido

La historia del

Punto

Clave

Los encargados de marketing y comunicaciones saben que no deben ir solos a la guerra y que no se puede ganar un partido de fútbol con un solo jugador, tampoco con dos o tres, porque las buenas estrategias de contenido omnicanal, posicionamiento y venta requieren de la creatividad y operatividad de todo un equipo de trabajo. Así que salen en busca de una agencia, consultora o productora, y a veces, solo a veces, tienen la enorme fortuna de conseguir un partner.

Ha recorrido Chile de norte a sur
buscando el punto clave, el punto
de inflexión, la clave de la viralidad,
del posicionamiento, del éxito.
Y ha descubierto que no hay un
solo punto clave.

Keipoint es, más que una agencia, un partner estratégico y un equipo multidisciplinario de profesionales, analistas y creativos, que se comprometen con tu marca y con sus objetivos comunicacionales y comerciales. Una academia creativa para que personas y organizaciones puedan desarrollar sus procesos de comunicación eficientemente y puedan dar a conocer experiencias reales, inspiradoras y de triple impacto positivo que acerquen a las marcas con las personas.

Nació en el mes de abril del 2019 como un sueño
que rápidamente se hizo realidad y, a pesar de
los desafíos de la pandemia, fue haciendo
realidad los sueños de muchos emprendedores,
empresarios y líderes de marketing y
comunicaciones. Ha colaborado con Roger
Federer, PUCV, Bodenor Flexcenter, Imagine,
Gandolini, Copefrut, Chile Global Ventures, Lo
Barnechea Emprende, Rentas FG, MiColectivo de
COPEC y otras marcas de clase mundial.

El punto clave es tu pasión

Eres tú mismo.

ERES TÚ.

Conoce a nuestro equipo

Fernando Muñoz

Director general y de Innovación & ecosistemas

Neikel Javier Aparicio

Director de contenidos y de Social media & Inbound marketing

Yosber Urtado

Community Manager

Rodrigo Aguirre

Director de Performance Marketing y de E-commerce

José Matheus

Content Manager

Apañamos, caemos bien, sabemos lo que hacemos, estamos comprometidos contigo

Conversemos